viernes, 26 de diciembre de 2008

No me olvides


Para que no me olvides
me recogeré como un caracol
una tortuga al sol
me convertiré en fósil
presencia de una ausencia
si hace falta
un montón de pinceladas
plana y ausente
como un lienzo mudo
perdonaré tu vacío
para que no me olvides.
Congelaré el presente
y el último encuentro
me disolveré en la memoria
de un invierno azul
sacudiré los recuerdos
como guardados en un baúl
detonaré la incertidumbre
convertida en grisalla.
Me concentraré
estiraré y contraeré
como el tiempo y la distancia.
Para que no me olvides
dibujaré siluetas en la tarde
las sombras de la amnesia
me volveré intacta e intocable
esperando el regreso.
Dilataré tu hueco de la cama
y acurrucada junto a la almohada
susurraré tu nombre
como una nana
un mantra y un arrullo
un arpegio y un balbuceo
un soplo y un canturreo
un lamento a través del tiempo
y no podrás impedírmelo
estando tan lejos.
Estiraré tu imagen y tu voz
hasta alcanzarte
con la punta de los dedos.
Coseré con hilo de paciencia
cada retal de recuerdo
y cada murmullo olvidado
y diluiré cada minuto
en cada deseo renunciado
para que no me olvides.

2 comentarios:

Carlos dijo...

Tienes un blog precioso y muy personal, señorita.

DEstila buen gusto y sensibilidad...

Lazarillo en América dijo...

Miss, tienes un don para escribir