martes, 12 de octubre de 2010

Patatas y películas


Que digo yo, me hice este blog para continuar la estela de un fotolog moribundo, continuar diciendo chorradas en un formato que no hubiera pasado de moda del todo.
Podía dejar de tratar siempre de que mi vida sea muy profunda y muy trascendental y continuar siguiendo con lo que hacía, de Miss Moratalaz, que era un papel perfecto, aunque ya no viva en Moratalaz siquiera. Pero bueno, que me divertía, aunque ya haga tres años que mi vida no es ni la mitad de divertida que antes. Y ya empezamos otra vez.
Y para empezar, un desayuno extraño.



Extraño porque no suelo desayunar aunque me lo hayan impuesto, porque si lo hago ni de broma como esta cantidad y sobre todo, porque no me gustan nada las baked beans, pero he descubierto que quedan muy bien en la foto. Además me recuerdan a Londres, donde sólo las comía el día que llegaba y el que me iba. Según llegue mi novio, le haré un plato doble, porque a él sí le gustan.

Pues eso, que para ser el día de la Hispanidad, me he hecho un desayuno muy poco español.
Oigo los aviones desde mi casa.

Venga, voy a intentarlo.

No hay comentarios: