miércoles, 20 de octubre de 2010

Sonidos que (espero) no olvidaré


Querido/a ´:

No dejas de sorprenderme. Y de emocionarme. No te negaré que la curiosidad me pica cada vez más fuerte, que probablemente no me conozcas (por lo menos no en persona), pero si lo hicieras sabrías que soy muy curiosa. Demasiado. Que me cuesta mantener el misterio de las cosas. Pero es posible que esta vez lo intente.
"I really want to know you..."
La estaba canturreando con el sonido del mercado de fondo, y de pronto, se ha hecho camino.
Hallellujah...

Me gusta tu registro de sonidos y música. Hay miles de sensaciones que creíamos desechadas y permanecen latentes, como un gen recesivo, como una flor marchita.
Aunque se tenga el corazón más cerrado que un cofre de piedra.

Tengo un incienso traído de India, llamado green Rose. A ella no le gustaba nada, decía que era muy fuerte, que prefería el Murli o el Sandal Wood, pero me dejaba ponerlo sólo porque yo lo adoraba. La segunda vez me trajo varias cajas, que todavía conservo.
Nunca he visto ninguna tienda en España donde lo vendan.
No sé por qué cuento esto, sólo es que me apetecía compartirlo.


Todos esos lugares tienen sus momentos.

No hay comentarios: