jueves, 30 de diciembre de 2010

Jroña que jroña, carpe diem o como aburrir a las ovejas con tus propósitos de año nuevo


Como este día está lleno de tópicos, no voy a decir nada original, ni lo voy a intentar.

Bueno, he de confesar que, en mi nuevo año, aspiro a convertirme en una cultísima y perspicaz muchacha, con un epatante discurso cuajado de locuciones latinas como la Vía Láctea lo está de estrellas.

Y ya.

Gracias a los lectores y curiosos cuyas visitas me dejan huellas desde unos cuantos rincones de este nuestro planeta.
Gracias, visitante misterioso de las canciones.

Y gracias, Soundcloud, porque últimamente no hay una sola canción que me dejes colgar sin ponerme algún simpático obstaculito, ya sea por problemas de url, derechos de autor o simplemente porque no te sale de las santísimas narices reproducir la canción que te he ordenado. Este 2011, comenzaré a pensar en sustituirte.

No obstante, demuestro con esto que me gusta más pensar en mañana que en ayer.

Feliz año, sí.



viernes, 24 de diciembre de 2010

Hermandad Maligna



Este es mi hermano.
No es el Doctor No ni el Doctor Maligno, aunque lo parezca.
Hoy es su cumpleaños.
Nació con mucha prisa para que todos se acordaran de él antes que del niño Jesús.
No habla mucho, pero cuando lo hace, dispara.
Sé muy bien que no le gustan las uvas pasas, ni los espárragos.
Cuando le preguntas algo y asiente, lo hace frunciendo el morro.
Toca la trompa. Es trompista, de hecho, y no es un chiste.

Todos dicen que nos parecemos, supongo que sé a qué se refieren.
Hay mucha gente que no sabe bien como se llama en realidad, porque todos le llaman Morris.
Lo que a mí me convierte en Hermana Morris.
Hoy es un día especial y no sólo porque sea su aniversario, sino porque va a pasar más de 24 horas seguidas en Madrid, cosa que sólo hace así como una vez al año.
Y eso se merece un brindis aunque sea de champín.

Te lo digo todos los años.
Soy tu hermana mayor y me debes un respeto.

Y ahora, les dejo con el catálogo de fotos tiernas 2010.
Que tengan una feliz navidad.
En mi familia, además de herejes, somos modernos y tenemos los regalos esta noche, por aquello de que el 6 de enero ha sido siempre imposible reunirse.
Y además, qué caray, así tengo toda la navidad para disfrutarlos :)


Entendimiento entre especies

El pixelado corresponde a individuos cuya privacidad desea ser preservada.
Ni son menores, ni fuerzas de la autoridad. Aunque ellos lo crean.
Y sí, el gato no hace ni caso.

Canción adecuada para una navidad en familia

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Lo absurdo de sentirse especial por saber algo


Al final vas a terminar siendo polvo igual.

Me he hecho un corte en el dedo abriendo una lata de leche de coco. Mis accidentes siempre son exóticos.

No es un haiku.
Es un accidente laboral.

Sabía que el momento terminaría llegando. Es como cuando sabes que va a llover pero sales sin paraguas. Sabes a lo que te expones, pero para esto no hay paraguas posible. No existe.

Sabía que las luces en las calles y el frío la traerían consigo. No puedo hacer nada por evitarlo.

Me gustaría ponerme a crear, inspirarme en esto, aprovecharlo para hacer algo especial. Seguir creyendo que tengo algo especial.
Pero no hay nada más absurdo que sentirse así. No importa nada cuando sales a la calle, y si lo crees, no es que seas un iluso, es que eres idiota.

Es sólo un pequeño secreto.

El dedo sangra mucho, pero ha sido culpa mía, por agarrar la lata con fuerza. La próxima vez no va a pasar.

Unos días y todo volverá a ser normal.

lunes, 13 de diciembre de 2010

Santa Miss Moratalaz



De no ser porque me lo ha recordado Ana, ni me había dado cuenta.

Y como patrona de la vista que soy, una foto ilustrativa de mi última experiencia de deporte de riesgo: salir a hacer la compra con unas preciosas gafas de montura roja que encontré en mi casa familiar, y ante la sección de congelados, darme cuenta de que estaban graduadas.
La última vez que fui al oculista fue hace dos años, y me preguntó qué diablos hacía allí.
Nada, tendré que ponerle cristales planos.
Así, de atrezzo.

Y ahora, soy así de original con la canción.

lunes, 6 de diciembre de 2010

Tesoros escondidos

A veces no hace falta irse a una isla desierta para encontrar un tesoro.

viernes, 3 de diciembre de 2010

Et puis je fume!


Cuando empiezas a trabajar, tienes algo que celebrar. Ello conlleva gastar dinero a espuertas, pero ese es otro tema. El asunto es que de pronto te apetece salir a cenar, tomarte unas cañas, brindar, reírte con alguien, aprovechar tu tiempo de ocio porque antes lo veías como una pesada carga y ahora como algo escaso pero muy valioso. Te apetece igual que antes, porque nunca dejaste de desearlo, claro, pero ahora puedes hacerlo con un poco más de tranquilidad.

Pues bien, recuerda siempre, querida amiga, que tus ganas de salir a tirar cohetes por Madrid, son inversamente proporcionales a las ganas que los demás tienen de salir de su casa. Está comprobadísimo. No hay más que recordar aquel mes de rebajas en el que trabajé para unos famosos grandes almacenes, en los que libraba un día a la semana (¡domingo!) y en lo que lo más divertido que hacía el sábado por la tarde era irme al Ahorramás a hacer la compra de la semana. Mi trepidante vida social hacía que mis seis horas diarias vendiendo zapatos resultaran lo más animado del día.

Acongojada me hallo al darme cuenta de que ahora mi contrato es indefinido y libro dos días por semana.

¿Dónde coño está todo el mundo para felicitarme después de los siete meses en los que yo no podía salir de casa porque estaba sin un duro? ¡Con lo que pensaba que os ibais a alegrar de no tener que pagar mis cuentas!

Sí, reconozco que estoy un poco enfadada con esta actitud.

El punto positivo que aún no he contado es que soy candidata a madrileña del año cum laude.

Trabajo en la misma calle en la que vivo.

Tiempo que empleo en ir al trabajo: tres minutos y medio.

Dinero que gasto en transporte: 0€

Acabo de desbancar a mi tía, que trabaja a la vuelta de la esquina de su calle.

Felicitadme…¡e invitadme a salir!


Sympathique - Pink Martini by Lucía Inthesky