lunes, 24 de enero de 2011

No hay en este mundo un réquiem suficientemente bonito para un niño


1 comentario:

parce dijo...

Qué nubes tan impresionantes!