jueves, 10 de febrero de 2011

Irremediable realidad


Hemos de reconocer, por mucho que nos duela, que en el pop, así como en otras artes, los anglosajones nos llevan mucha ventaja, y no es sólo una cuestión de talento.

Y a los hechos me remito.
No es lo mismo cantarle a Penny Lane que a Arroyo Fontarrón.
No señor.

Pero no hay de qué preocuparse. Siempre podemos presumir de que nosotros bailamos mejor.

Arroyo Fontarrón está en mis ojos y en mis orejas. Podía ser peor y haber vivido en la calle Corregidor Diego de Valderrábano.



1 comentario:

Lucía inthesky dijo...

Por no hablar de que john Lennon le hizo una canción a Strawberry Fields y, en mi caso, se la podría hacer a una guardería llamada El Corro de la Patata.