jueves, 17 de febrero de 2011

Ascos y aspiraciones


Me gustaría ser una mujer de negocios, y así poder experimentar lo que es hablar por el manos libres del móvil, caminando por la calle, sin sentirme gilipollas.

Y a dos días de mi examen, me voy de pajareo, porque ver arte me relaja, aunque ARCO tampoco está mal.

Próxima entrega: por qué me gustaría llevar un cardado rojo para sentirme una diva en una feria de arte, que no necesariamente en la calle.

No hay comentarios: