lunes, 13 de febrero de 2012

Always Look On The Bright Side of Life




Yo sé, queridos amigos, que no parezco una persona seria, pero es que aún no habéis comprendido que no tengo ninguna intención de serlo. Nunca la he tenido, y menos ahora, que se va a acabar el mundo.
Un título de Master no me va a salvar, pero no obstante, yo estoy siendo muy feliz.
Tampoco me hará rica, pero pese a las dificultades y las pequeñas tragedias cotidianas, a dios pongo por testigo que nunca faltará aceite de oliva virgen en mi casa.
Lo otro son cutrerías.

Y también os diré que no pongo mis trabajos en redes sociales ni blogs porque la gente es maleducada y los birla sin permiso para usarlos como les parece.
Pero que este año, monto una exposición. A Trotski por testigo, carayo.




No hay comentarios: