martes, 26 de febrero de 2013

Contaré hasta tres

Haz que se me olvide, que no vuelva a recordarlo más. Que cuando me despierte, la nieve haya tapado el recuerdo, sin señales. Que se derrita como la malvada bruja del Oeste. Que se evapore como el rocío en una mañana de agosto.

Contaré hasta tres, me quedaré dormida y cuando me despierte, ya no estará aquí.
Uno, dos, tres.





Los aviones cruzan el cielo y yo aún me pregunto si alguno irá hacia donde tú estás.
Saludo con la mano. Quizá alguien te dé el recado.



No hay comentarios: