viernes, 15 de marzo de 2013

I wish I was special



Por alguna extraña razón, tengo muchas ganas de hacer cosas nuevas y emocionantes, pero por otra, no puedo levantarme de la silla a averiguar cuáles.

He aprendido a cocinar un arroz a la tailandesa fascinante, con verduras y curry rojo, a pesar de que hace dos meses que dije que no iba a pasar más tiempo a los fogones.
Siempre ha sido mucho más divertido cocinar para dos.

Tengo demasiadas cosas por hacer y demasiado miedo a hacerlas mal.
Igual por eso me he buscado miles de pequeños problemillas, para no pensar en el verdadero.

Ayer me dijeron que la vida del artista puede ser muy solitaria. Debería ir planteándomelo.





Querría ser así, pero es que el sol brilla con intensidad y los cerezos están en flor. Sólo queda unos días para que adelanten la hora y yo salga a celebrarlo en la noche más corta. Mi noche favorita del año.

Me gustaría ser esa clase de persona y no hacer lo que hago, pero no puedo evitarlo.
Sencillamente, no puedo evitar dar patada hacia delante.

No hay comentarios: