lunes, 11 de marzo de 2013

Quizá me lo merecía

Algo bueno está ocurriendo cuando hace frío por la noche y ya no recuerdo cómo me abrigaba antes.
Algo está cambiando.
Igual los quitapenas están funcionando.


Escribiré otra carta y la quemaré antes de mandarla.
Me gustaría que me devolvieras lo que es mío y olvidar este asunto para siempre.
Como si nunca hubiera ocurrido.




Apuramos nuestras copas demasiado pronto, y estas son las consecuencias.

Aunque nunca está de más un último brindis.


No hay comentarios: