miércoles, 22 de mayo de 2013

Medio metro por encima del suelo

Así llevo sintiéndome desde hace días.
No quiero bajar, pero el caso es que como no lo haga de aquí a unos días, voy a pegarme un gran tortazo en Austria.



Me han dejado una nueva cámara :)

Adoro mi vida. Y adoro hasta mi trabajo (aunque sea eventual y se me acabe ya). ¿Hay algo más inspirador que contar cuentos a niños de tres años?

Yo: Mamá Ratona tenía un bolso donde llevaba de todo. Un peine, un espejito, pañuelos, y también podía meter todas las cosas que se encontraba por el campo: flores amarillas, conchas de caracola, piedras de colores...
Niño: ¡y un pulpo muerto!


Adoro a mis críos.
Los adoro de verdad.

Voy a contar hasta uno y voy a ponerme a dibujar.





J'ai un coeur qui sait quand il a raison
Et puisqu'il a pris ton nom...

No hay comentarios: